Bacalao agridulce con tiras de puerro y pimiento
21/05/2014
Guacamole cremoso con manzana, lacón braseado y tomates secos con parmesano
26/05/2014
Show all
Hoy vamos con otra forma de aprovechar las sobras, os acordáis de los pimientos que habíamos rellenado con crema de morcilla, pues no lo dudéis, casi cualquier cosa es susceptible de ser aprovechada envuelta en pasta filo con un poco de imaginación.
Mañana descansamos, hoy, me despido hasta el lunes.
Feliz finde cociner@s¡
Necesitamos:
Pasta filo
Morcilla – Cebolla
Sal – Leche – Harina
Sésamo
AOVE
1: en una sartén sofreímos la cebolla picada en un hilo de aceite de oliva, mientras retiramos la piel de la morcilla y chafamos con un tenedor. La incorporamos a la sartén, salamos, la vamos machacando con un tenedor y dejamos que se vaya salteando unos 10 minutos. Añadimos una cucharadita de harina removemos y vertemos un chorro de leche.
2:dejamos que se vaya espesando y formando como una crema. Ajustamos de sal y retiramos del fuego. Dejamos templar. Cortamos cada par de hojas de filo a la mitad, y después en rectángulos. Disponemos un poco de la crema en cada uno y cerramos a modo de canutillo. Así sucesivamente.
3:los colocamos sobre una fuente para horno, pincelamos con un poco de aceite y espolvoreamos con sésamo tostado. Horneamos a uno 180 grados unos 6-8 minutos o hasta que estén dorados. Listo¡
error: Contenido está protegido. Copyright © 2010-2016 A\'Punto Gastronomica. All Rights Reserved